La Mercantilización del Medio Ambiente

Hace unos meses apareció una noticia que decía que 2 amigas, ambas residentes en 2 ciudades de Reino Unido (no recuerdo exactamente la distancia que las separa) habían quedado en encontrarse en Málaga ya que les salía más barato el vuelo hasta aquí, que verse en su propio país (puedes leer la noticia aquí). El caso es que a mi ex – jefe (dedicado al ecoturismo en la Costa del Sol) la idea de aquellas mozuelas le pareció genial, un símbolo de progreso humano, y así lo defendía a capa y espada ante mí, que a diferencia de él consideraba y considero que es un símbolo de la decadencia humana. Por 2 motivos: porque a una persona que “se vende” a sí mismo y su empresa como algo “verde” le da absolutamente igual el derroche de energía y la contaminación que suponen sendos viajes a Málaga, con la excusa de que así aquí hay más turistas. Sí, hasta que un día el ascenso del nivel del mar por el cambio climático inunde la Costa del Sol, pensé yo (Alarmante subida del nivel del mar). Y por otro lado, porque aunque en términos económicos salga más barato viajar fuera que dentro de un país, en términos medioambientales, sale caro.

Playa de Torremolinos en Verano

Cambiando de tercio: WWF, una de las ONG más potentes en materia de protección de la naturaleza viene desde hace un tiempo, captando socios a través de “captadores”, es decir, la típica persona con peto que te aborda por la calle y te pide “si tienes un minuto” para hablar sobre el Planeta. (Como si eso se pudiese debatir ahí, en una calle peatonal, de pie y en 1 minuto….). No he trabajado de eso, sólo sé que las contrataciones se hacen a través de ETT y si no haces un mínimo de socios estás fuera. Esto ya dice mucho de la precariedad laboral en la que vivirá esa gente y pienso, si no proteges bien ni al ser humano, ¿cómo pretendéis darnos lecciones de proteger la naturaleza WWF?

Está claro que todo funciona con dinero y las ONG lo necesitan pero ¿de verdad quieren financiarse “comiéndole la cabeza” a la gente que va la tranquila por la calle? Desde mi punto de vista no hacen ningún bien a la naturaleza, primero porque la mayor parte de las veces lo que consiguen es molestar y la gente va a relacionar “ecologista” con “molesto” en su subconsciente, y segundo porque aunque consigan un socio (dinero) lo que cambia el mundo no es el dinero en sí, si no la conducta que esa persona tenga y eso no se modifica con “1 minuto para hablar”. Además, los “captadores” no tienen obligatoriamente por qué ser biólogos o ambientólogos…..es decir, que puede ser que un licenciado en filología griega, con una mini-formación, te intente convencer sobre porqué hacerte socio de una ONG ecologista, de la que él/ella probablemente no lo es. ¿Estoy loco o yo no le veo sentido?

Vale, tendrás un nuevo socio, pero que luego no va a hacer las recomendaciones básicas para proteger a la naturaleza, o sí. En cualquier caso, opino que no es la manera, que es mejor persuadir y encender la curiosidad en las personas, para que ellas mismas pensando busquen datos y evidencias y se auto convenzan y se impulsen a hacerse socios, siendo así un valor seguro de futuro, y no comer el coco (cual testigo de Jehová) a una persona, que se podrá hacer socio pero que en un tiempo dejará de serlo, cuando otra persona le convenza de lo contrario. A este extremo se ha llegado, ONG con base científica usando métodos de marketing religioso para hacer negocio a costa del planeta.

ONG ambientales

Y ustedes dirán, ¿y tú? Pues yo no soy nadie para dar lecciones ni tengo un comportamiento respetuoso con la naturaleza como debería, pero prefiero reconocerlo antes que ser un hipócrita que “se vende como verde” pero luego es un “gris”.

Ya para acabar, recuerdo un debate “ciencia vs religión” que se organizó hace unos años en la Universidad de Granada. Se daban argumentos de todos los colores en ambos sentidos y recuerdo que el más potente de todos ellos fue uno que dio un ateo sobre porqué los curas defienden lo “indefendible”, y dijo: es que es su trabajo, comen de eso. Y tenía toda la razón, en el ecologismo me parece que es igual, mi experiencia me dice que en esta época que vivimos, al final todo se acaba “mercantilizando”, todo se termina haciendo un negocio, y humanamente es comprensible, todos tenemos que comer, pero como miembro de este planeta, no le veo sentido.

Os he contado estas 2 historias (y me guardo unas cuantas más) para que ustedes vean la hipocresía que reina en el mundo de la conservación. ¿Cómo vamos a proteger el planeta si no somos coherentes ni para empezar?

Related Post

También puede interesarte